Skip to content

Préstamos sin recibo de sueldo

octubre 30, 2022

Generalmente, cuando necesitamos pedir un préstamo, se nos exige presentar documentos que certifiquen que recibimos ingresos que nos permitan devolver el dinero. Unos de esos documentos son los recibos de sueldo de los últimos meses.

Pero, ¿qué ocurre si lo que requerimos es una cantidad de dinero precisa y no contamos en ese momento con documentos que evidencien entradas de dinero?. En otras palabras, ¿cómo podemos pedir un préstamo cuando no tenemos recibos de sueldo? A continuación, te explicaré cómo solicitar un préstamo sin presentar recibo de sueldo, así como sus requisitos y desventajas.

Préstamos sin recibo de sueldo

Son muchas y variadas las situaciones que pueden llevar a una persona a solicitar un préstamo sin contar con recibo de sueldo. La más usual es que esa persona necesite el dinero y trabaje de manera informal. Lo que significa que, aun teniendo ingresos regulares, no dispone de un recibo de salario o algo similar para acreditarlos.

Para personas en esta condición resulta cuesta arriba realizar dicha gestión, sobre todo cuando se pretende pedir un préstamo a entidades bancarias, casas financieras o prestamistas, las que usualmente exigen recibo de salario para ofrecer sus servicios.

Numerosos bancos en Uruguay dan préstamos solo con cédula, aun encontrándose el solicitante en el Clearing, pero son pocos los que conceden préstamos personales sin recibo de sueldo.

En mis investigaciones he encontrado varias alternativas disponibles en el mercado a las cuales me referiré más adelante, pero previamente te compartiré algunas ideas para no sorprendernos o disgustarse durante el proceso.

¿Cómo conseguir un préstamo sin recibo de sueldo?

A nivel mundial gozan de mucha popularidad los préstamos sin recibo de salario. Los créditos y préstamos sin evidencia de ingresos igualmente existen en Uruguay, diferenciándose en que son algo menos frecuentes que el resto de alternativas en el mercado de los préstamos.

Esta clase de préstamos es un servicio que podrás solicitar sin consignar certificación de tus ingresos, o algún recibo de sueldo de un fiador ya sea familiar o amigo.

Firmar una considerable cantidad de documentos suele ser algo bastante común a la hora de solicitar un préstamo sin constancia de sueldo, lo cual es un medio de protegerse para el banco o casa de préstamos. En fin, para ellos es normal, ya que son los que arriesgan al otorgar préstamos sin recibo de sueldo.

El proceso de solicitar préstamos sin constancia de salario, únicamente con la cédula de identidad, es muy similar a cualquier otro servicio de esta clase. Los siguientes son los pasos a ejecutar para ello:

  • Primero se debe entrar en contacto con la casa de préstamos a la cual haces la solicitud.
  • Debes responder las preguntas y consignar los documentos exigidos (salvo recibo de sueldo).
  • Has de firmar la documentación o aceptar las condiciones que te establezcan.
  • Debes aguardar por la evaluación y respuesta de la casa financiera sobre tu solicitud.
  • Podrás disponer del dinero por los canales habilitados por la casa financiera.
  • Tras lo cual deberás comenzar a pagar las cuotas en los plazos estipulados.

Si en alguna ocasión solicitas un préstamo, seguramente podrás corroborar que los pasos son muy similares a los que debes cumplir para pedir otro, pero ahora sin consignar los recibos de sueldo.

Requisitos para obtener préstamos sin recibo de sueldo

Es posible que los requisitos que te exijan para que te otorguen un préstamo sin recibo de sueldo varíen de acuerdo a quien se lo solicites. Los siguientes son los requisitos más frecuentes para conseguir un préstamo bajo esta modalidad.

  • Debes consignar tu cédula de identidad vigente y en buena condición.
  • Tienes que completar los documentos requeridos con los datos personales y de dirección de domicilio.
  • Debes consignar información de tus contactos, como correo electrónico, número telefónico y dirección.
  • Si quieres recibir el préstamo por medio de transferencia, debes notificar la entidad bancaria, tipo de cuenta (ahorro o corriente) y su número.
  • Debes suscribir el contrato por medio del cual aceptas todos sus términos.

Si estás consciente de que otorgarte un préstamo sin recibo de sueldo es sumamente riesgoso para el banco o casa financiera, debes valorar que los requisitos son pocos. A continuación, profundizaré en ello.

Desventajas de los préstamos sin Constancia de Ingresos

No existe empresa que haga negocios para asumir pérdidas, por lo que cuando un banco o casa de préstamos te concede un préstamo, sin que consignes ni siquiera una constancia de ingresos, está corriendo riesgos. Lo peor que puede ocurrir es que no puedas retornar dicho dinero en los plazos convenidos, y el prestamista te califique como deudor, el que con bastante probabilidad te notificará al Clearing.

Pese a lo anterior, hay empresas que otorgan préstamos sin recibo de sueldo, porque tienen como misión ayudar a sus clientes. Por otro lado, tú también asumes ciertos riesgos cuando solicitas uno de esos préstamos. En resumen, las cuatro desventajas de mayor relevancia para ti son:

  • Plazos y tasas muy rigurosos: Debes pagar en la fecha indicada y en la cantidad acordada, para evitar mayores inconvenientes.
  • Tasas de interés más elevadas que el promedio: Las financieras suelen mitigar los riesgos de no recibir los pagos de algunos clientes, elevando sus tasas de interés, alcanzando inclusive al 75 por ciento.
  • Cláusulas “sumamente complejas”: Ciertos contratos para préstamos pueden incorporar cláusulas cuyo impacto tanto legal como financiero pueden ser de mucho peso para ti, de no cumplir con tus pagos en el tiempo y forma acordada.
  • Escasa liquidez: En vista de que no tienes como dar fe de tus ingresos, es lógico que la suma de dinero que te puedan prestar no resulte muy grande.

Tras enterarte de las desventajas de los préstamos sin recibo de sueldo, queda de tu lado evaluar si ellas sirven de contrapeso al hecho de necesitar el dinero y conseguirlo lo más pronto posible.

Financieras que ofrecen préstamos sin Recibo de Sueldo

A esta altura ya has conocido los pasos a seguir, requisitos y desventajas de los préstamos sin constancia de sueldo. Ahora podemos ver cuáles son las alternativas disponibles para obtener un préstamo bajo esta modalidad.

Hemos investigado varias financieras, de las que nos quedamos con dos y de las que a continuación te compartiremos sus procedimientos para pedir un préstamo sin recibo de sueldo tan pronto como te enteres cómo funcionan.

Algo que debe quedar bien claro es que la aprobación de cualquier préstamo depende del resultado de la evaluación de tu expediente de crédito, fijándose particularmente en tu historial en el Clearing de Informes y en otros controles que estas financieras suelen llevar.

Préstamo sin Recibo de Sueldo en CréditoDirecto

Puedes solicitarles un préstamo, sin tener que presentar tu constancia de ingresos o recibo de sueldo, comprometiéndose a darte respuesta en un plazo inferior a 24 horas. En vista de que los préstamos en CréditoDirecto se solicitan completamente online, debes efectuar todos los trámites por medio de su página web.

Préstamo sin Recibo de Sueldo en Pronto!

Pronto! es la otra empresa que ofrece préstamos sin exigir recibo de sueldo. En su sitio web se puede leer que otorgan préstamos de 5.000 a 300.000 pesos, pudiendo pagarlos hasta en 36 cuotas, solamente con la cédula. En caso de necesitar préstamos más grandes, la empresa recomienda consignar los recibos de sueldo o jubilación.

Algunas cosas que debes tener en cuenta

Cuando ves o escuchas una publicidad que dice que tu préstamo será aprobado solo con tu cédula, esto no significa que vas a ir al local de la financiera y vas a salir con el dinero en tu Billetera, te van a hacer una serie de preguntas para saber tu domicilio, número de teléfono, si tienes trabajo, trabajas de forma independiente, cuáles son tus ingresos o si tienes ingresos extras. Siempre tienes que tener presente que una empresa está a punto de prestarte dinero y eso son preguntas que todas las empresas te van a hacer.